Preguntas frecuentes

¿Qué es Coaching?


El Coaching es un proceso, esto significa algo que empieza en un momento, tiene un desarrollo y finaliza al lograr un objetivo. Está enfocado a lograr mejores resultados en el ámbito personal y profesional, desarrollando una mayor conciencia individual, colectiva y organizacional, elevando los niveles de responsabilidad, compromiso y bienestar.

Elena Espinal, Master Coach y Directora de TeamPower indica “En una conversación de Coaching hay una escucha especial, una escucha generosa, generosa viene de generar. Se genera una escucha que genera un espacio diferente. Fernando Flores, uno de los pioneros del coaching, dice que hay espacios creativos o espacios reveladores. Cuando tú puedes crear un espacio de esos, en general la gente puede ver lo que en ese espacio se ve: las cosas, las conversaciones, lo que aparece. Pero lo que no se da cuenta, es que para que eso pueda existir, tiene primero que existir ese espacio. Sin ese espacio revelador no pueden aparecer las cosas”.

El Coaching es un proceso que se da dentro de una conversación, que permite la generación de un contexto, en el cual pueden aparecer posibilidades y capacidades no reconocidas hasta ese momento, que dan acceso a acciones totalmente nuevas, que permiten crear realidades que que hasta este momento no eran posibles.

¿Por qué funciona el Coaching?


Porque cuestiona supuestos básicos del individuo que asumimos como verdaderos y que no nos hemos tomado el tiempo para indagar sobre su veracidad. Esto nos permite reinterpretar los acontecimientos creando una manera de relacionarnos con lo cotidiano que nos abren nuevas posibilidades tanto en el dominio personal, como profesional, logrando mostrar nuevas posibilidades para conseguir los objetivos personales o empresariales.

¿Por qué el Coaching se está haciendo tan popular?


El mundo está cambiando todo el tiempo: se desarrollan nuevas tecnologías, cambia la economía, la política y hasta la forma de relacionarnos tanto con el mundo exterior como con nuestro interior. De esta forma se generan nuevos desafíos para nuestra vida diaria que nos exigen estar cada vez más conectados con nosotros mismos para lograr nuestros objetivos. Para esto ha surgido el coaching. En nuestra educación tradicional no aprendemos a cuestionar nuestra manera de pensar, a diseñar conversaciones que nos permitan coordinar acciones, ni a diseñar futuro y tampoco a relacionarnos de una manera ecológica respetando las diferencias y aceptando otras miradas. El coaching, desde su mirada, propone entre otras cosas una manera innovadora de “estar” en el mundo

¿Qué hace un Coach?


El Coach no es de un consultor, no es especialista en algún tema en especial., no es un terapeuta, ni un entrenador, no es consejero y tampoco hace las veces de un buen amigo.

El Coach acompaña al coachée en un proceso de ampliar su perspectiva de su realidad y fomenta la responsabilidad mediante conversaciones con cuestionamientos que provocan el diseño de un nuevo futuro venciendo obstáculos y limitaciones en el interactuar. Un Coach desafía los marcos mentales desde los cuales actuamos, la manera de interpretar lo que sucede, cuestiona viejos paradigmas aprendidos y creencias instaladas quizás desde la infancia, o en el proceso de llegar a la adultez proponiendo una nueva mirada y un enfoque en las acciones para lograr resultados satisfactorios y extraordinarios.

“El coach trae ese espacio revelador al juego y lo trae con su escucha y lo trae sin tener miedo, por lo tanto, confía por lo tanto cree en su cliente, por lo tanto, tiene fe en las posibilidades de esa conversación, y creo que este proceso que se da en una conversación tan especial, que le permite al otro tomar contacto con capacidades y posibilidades antes no imaginadas, que traducidas en la acción, generan una realidad nueva. Si no hay acciones nuevas, no se generarán cosas nuevas.” afirma Espinal.

El Coach trabaja con retos ¿personales o profesionales?


Con ambos. Los resultados de vida y laborales se construyen en el conversar conmigo mismo y con el otro, y en este proceso, surge además un intercambio de emociones que crean ambientes para construir un futuro con los demás. Con la pareja, socios, empleados, amigos, familia, etc.

¿Qué hay de las personas que ya les va bien en la vida? ¿Para que querrían un Coach?


El ser humano siempre tiene potenciales brechas de mejora en los diferentes ámbitos de su vida donde puede obtener equilibrio, serenidad y plenitud.

¿Cómo puedo convertirme realmente en un Coach Profesional?


Mediante un entrenamiento que desarrolle la sensibilidad desde el proceso personal como en la destreza de las competencias que la técnica implica. Adquiriendo en el propio proceso personal el resultado de la coherencia entre el lenguaje, las emociones y la corporalidad.

¿Es el Coaching una profesión?


Es una práctica y una disciplina con grado de certificación que avala el ejercicio como un oficio. En Argentina está registrada en el sistema educativo como carrera profesional.

¿Tiene salida laboral?


Asistimos a una era donde se han desvirtuado los viejos paradigmas de educación en los que se exaltó el intelecto y la razón y se descuidó la relevancia del mundo emocional y relacional. Hemos buscado construir futuro con los demás formando seres humanos individualistas y competitivos, varios escasos de consciencia social, propósito de vida y sentido de felicidad.

Ahora más que nunca se han visto los obstáculos que enfrentan los adultos en sus sistemas familiares y empresariales por la carencia de habilidades que los lleven a diseñar conversaciones inspiradoras, a gestionar sus emociones y mostrar su vulnerabilidad para acercarse a los demás sin miedo. ¿Los resultados? Inconformidad, insatisfacción y dolor. El Coach como profesión ofrece un acompañamiento para que el cliente logre ver uy estar en el mundo interpretando diferente.

¿Quién contrata a un Coach y por qué?


Lo contrata una persona que quiera lograr nuevos objetivos de vida, una empresa para desarrollar su equipo directivo o sus equipos de colaboradores, una empresa de capacitación para complementar su oferta educativa en competencias blandas, una entidad del tercer sector para procesos de integración social, cultural, político, deportivo, empresarial, etc. Cualquier individuo que quiera lograr objetivos que no ha logrado o continuar en un proceso de mejora o evolución personal y/o profesional.