Escuela de Vendedores

Escuela de Vendedores

El mundo que vivimos hace que los mercados, los clientes, sean cada vez más exigentes. Con todos los adelantos tecnológicos que estamos viviendo en las últimas décadas nos encontramos con mercados y clientes cada vez ms informados, más exigentes y con infinidad de ofertas más cerca de su mano. Esto ha hecho que todos los mercados sean cada vez más competitivos.

ENFOKA C&C es especialista en entrenar al gestor comercial para que adquiera una habilidad para cultivar sus estados emocionales en la consecución de los resultados, aumente su productividad y su bienestar personal. El programa se desarrolla a través del Seminario “El Beneficio de la venta Profesional”. Una capacitación y coaching para la mejora continua y la efectividad en ventas. Aprender a contra argumentar las excusas y aprender a “escuchar” las necesidades del cliente. Ya que ésta, es la puerta de entrada a sus deseos o el permiso para comprender sus preocupaciones y temores.

El Beneficio de la Venta Profesional es un programa para quienes se quieren iniciar, para quienes desean profesionalizarse como promotor/vendedor y para quienes deseen una evolución efectiva en su profesión. Es un programa para entrenarse y estar acorde con las exigencias de los clientes. Esto significa, una capacitación y un entrenamiento cada vez más profesional. Para esto se requiere planificar, preparar los argumentos necesarios para rebatir objeciones de los clientes. Poder lograr que las objeciones se conviertan en la “música más maravillosa para los oídos de los clientes”.

Los procesos de negociación son momentos de tensión y requieren un alto grado de fortaleza emocional y capacidad de escucha. Contener las emociones del cliente y la del propio vendedor para cuidar la relación es una habilidad que debe cultivarse y entrenarse. Vender es una práctica que más allá de la técnica, se requiere una integración entre habilidades y actitudes. Para la gestión comercial de hoy es necesario: gestionar con maestría el mundo emocional, reconocer los estados emocionales de los clientes y potenciar nuevas habilidades más allá de la técnica.

La imagen representativa de la empresa, la personificación de la organización está constituida por su fuerza de ventas. Es la cara visible de la empresa. Los clientes se relacionan con personas, conversan entre individuos, negocian, hacen pedidos, ofertas y acuerdos con los representantes de la empresa: sus vendedores, ejecutivos de cuentas, etc.